________________________________________________
________________________________________________

miércoles, 15 de abril de 2009

ADIÓS. (Devaneo veintidós).

"Todo es transitorio". Buda.

Me veo en la distancia moviendo ligeramente la mano por encima de mi cabeza cuando todavía, resuena en mi mente el estrépito de la carambola que me puso en el camino que ahora transito. Sacudiendo mi mano como si con eso pudiera desprenderme del ruido, digo adiós.

video

Escena "Seda" de François Girard. 2007.

sábado, 11 de abril de 2009

A CONTRAMANO.

En el año en que este servidor viera la luz por primera vez, lo hizo también este poema de Jaime Gil de Biedma, recogido en "Poemas póstumos" y conocido como "Contra Gil de Biedma".

De qué sirve, quisiera yo saber, cambiar de piso,
dejar atrás un sótano más negro
que mi reputación -y ya es decir-,
poner visillos blancos
y tomar criada,
renunciar a la vida de bohemio,
si vienes luego tú, pelmazo,
embarazoso huésped, memo vestido con mis trajes,
zángano de colmena, inútil, cacaseno,
con tus manos lavadas,
a comer en mi plato y a ensuciar la casa?

Te acompañan las barras de los bares
últimos de la noche, los chulos, las floristas,
las calles muertas de la madrugada
y los ascensores de luz amarilla
cuando llegas, borracho,
y te paras a verte en el espejo
la cara destruida,
con ojos todavía violentos
que no quieres cerrar. Y si te increpo,
te ríes, me recuerdas el pasado
y dices que envejezco.

Podría recordarte que ya no tienes gracia.
Que tu estilo casual y que tu desenfado
resultan truculentos
cuando se tienen más de treinta años,
y que tu encantadora
sonrisa de muchacho soñoliento
-seguro de gustar- es un resto penoso,
un intento patético.
Mientras que tú me miras con tus ojos
de verdadero huérfano, y me lloras
y me prometes ya no hacerlo.

Si no fueses tan puta!
Y si yo no supiese, hace ya tiempo,
que tú eres fuerte cuando yo soy débil
y que eres débil cuando me enfurezco...
De tus regresos guardo una impresión confusa
de pánico, de pena y descontento,
y la desesperanza
y la impaciencia y el resentimiento
de volver a sufrir, otra vez más,
la humillación imperdonable
de la excesiva intimidad.

A duras penas te llevaré a la cama,
como quien va al infierno
para dormir contigo.
Muriendo a cada paso de impotencia,
tropezando con muebles
a tientas, cruzaremos el piso
torpemente abrazados, vacilando
de alcohol y de sollozos reprimidos.
Oh innoble servidumbre de amar seres humanos,
y la más innoble
que es amarse a sí mismo!

domingo, 5 de abril de 2009

MAÑANAS PRIMAVERALES.

A veces, un saludo sabe a poco. Tu mirada remolonea entonces en los gestos de una cara agradable para quedar presa al fin, en unos ojos que miran con la misma curiosidad que los tuyos. Sólo aciertas a sonreír cuando te descubres perdido en un laberinto de emociones y mientras buscas la palabra que rompa el hechizo, esa efímera sonrisa tuya se desploma al verse reflejada en esos ojos llenos de brillo.
Las mañanas de primavera tienen estas cosas.

POLLITO DE CALIFORNIA - "Por la mañana". 2003.

Por la mañana, te vi pasar
y tú me miraste a mi.
El sol brillaba en tus ojos
y yo, temblando no se que sentí.

Y los recuerdos de la alegría del amor,
“me se” compensan con lo que queda de dolor
y recuerdo, pues el día que, que yo te vi
por primera vez…

alo lolá, alo lolá,
alo lolalo lolalo lá,…

____________________________________________

Para el que sabe ver todo es transitorio