________________________________________________
________________________________________________

miércoles, 29 de octubre de 2008

UY, UN PECADO.

¿Que coño hago aquí, escuchando discos que nadie que conozco escucha, asomándome a las vidas que nadie vive,… desconociéndome, administrándome, apremiándome,… proponiéndome una y otra vez romper con todo -o con algo-,... atentando contra lo mismo que acato luego -y al revés-, acumulando nada para después abandonarlo o entregarlo, tratando de intentar obligarme… perdido, consumido, postrado,… ávido de quedarme solo con mi soledad, harto de estar con quién no estoy,… agotado y sin sueño, sólo con nadie, …bebiendo hilo como Gloria, buscándome como Fernando, adherido a un fantasma como Alfonsina, tratando de amarme a mi mismo como Jaime… abocado al destino de Cesare,…?


lunes, 27 de octubre de 2008

VENTANA SUR (XII).

Lugar de raíces y antenas.

viernes, 24 de octubre de 2008

ENGAÑOS.

Yo me engaño, -que remedio-.
Tú te engañas,
le engañas y me engañas
para poder engañarte,
para engañarle
y engañarme,
-continuamente te engañas, digo-.
Él se engaña, con insolencia,
-la misma que usa para engañarte-.
Ella te engaña porque se engaña,
nosotros les engañamos,
vosotros os engañáis -ya lo he dicho-
y ellos se engañan como nosotros.

Imagen: "Cena familiar" de Ángeles Santos. 1930.

miércoles, 22 de octubre de 2008

CUESTION DE ELEGIR.

CAT STEVENS - if you want sing out, sing out. 1971.
If you want sing out, sing out
Bien, si quieres desgañitarte, desgañítate
and if you want to be free, be free
y si quieres ser libre, sé libre
cause theres a million things to be.
porque hay un millón de cosas para ser.
You know that there are.
Sabes que las hay.

And if you want to live high, live high
Y si quieres vivir bien, vive bien
And if you want to live low, live low
y si quieres vivir en el arroyo, claudica.
cause theres a million ways to go.
porque hay un millón de manera de ir.
You know that there are.
Sabes que las hay.

Chorus/Coro:
You can do what you want
Puedes hacer lo que quieras
The opportunitys on
si tienes ocasión
and if you can find a new way
y si encuentras un nuevo camino
you can do it today.
puedes hacerlo hoy mismo.
You can make it all true
Puedes hacerlo todo realidad
And you can make it undo.
y todo puedes deshacer.
You see, ah ah ah.
Ves, ah, ah, ah,
its easy ah ah ah.
es facil, ah, ah, ah.
You only need to know.
Sólo necesitas saberlo.

Well if you want to say yes, say yes,
Bien, si quieres decir sí, di sí,
and if you want to say no, say no,
y si quieres decir no, di no,
cause theres a million ways to go
porque hay un millón de maneras de ir
You know that there are.
Sabes que las hay.

And if you want to be me, be me
Y si quieres ser yo, sé yo
And if you want to be you, be you
y si quieres ser tú, sé tú
cause theres a million things to do
porque hay un millón de cosas por hacer.
You know that there are.
Sabes que las hay.

Chorus/Coro

Well, if you want to sing out, sing out
Bien, si quieres desgañitarte, desgañítate
and if you want to be free, be free
y si quieres ser libre, sé libre
cause theres a million things to be.
porque hay un millón de cosas para ser.
You know that there are. Sabes que las hay.
You know that there are. Sabes que las hay.
You know that there are... Sabes que las hay...
video
Escenas de "Harold y Maude" de Hal Ashby. 1971.

lunes, 20 de octubre de 2008

DEVANEO. Dieciséis.

Todo es prisa para ir a ningún sitio. Cada paso es un titánico esfuerzo para acercarse a lo que se desea o alejarse de lo que se detesta. El mundo dividido en dos se ha quedado atrapado en medio,… girando vertiginosamente.

domingo, 19 de octubre de 2008

CONFIANZA.

Al volver a casa, -tan harto de viajar como ahora me siento-, me viene a las mientes el año en el que obtuve el carné de conducir. Fue aquel mismo año, de hace casi tres lustros, en el que compartí vivienda con el salmantino Clemente.
El septiembre anterior me contrataron para la R.A.M. de Linares y como ya me había matriculado de algunas asignaturas, -amén de comprometerme con el arrendamiento del piso en la Capital -, decidí estar yendo y viniendo a la ciudad minera con tal de poder dedicarme a ambos menesteres. Ardua empresa la que emprendía, mayormente por la inconveniencia de los horarios del transporte de línea, que me obligaban a invertir mas tiempo -y esfuerzo- del necesario en mis desplazamientos. Me vi abocado entonces, -si no quería acabar mas quemado que el palo de un churrero-, a echar el resto de mis energías en tratar de agenciarme mi propio medio de transporte, un plan que necesariamente habría de pasar por obtener el permiso de circulación. (Sí, yo, el mismo que en mi mocedad renegaba de tener algún día coche propio, el mismo que arremetía contra el sucio y pernicioso tráfico del -ya por aquel entonces- ingente parque móvil).
Clemente regresó de las vacaciones de Navidad justo la mañana en la que me examinaba de la parte práctica. Al parecer solo llevaba unos minutos en la casa, cuando volví del examen e hice mi entrada triunfal:
- ¡He a-probaaa-do, he a-probaaa-do! -canturreé al tiempo que abría la puerta-.
Desde la cocina pude oír la optimista voz de Clemente dándome, con su acostumbrada franqueza, la enhorabuena. Después de los saludos pertinentes, el jovial amigo no tardó mucho en hacerme un sincero ofrecimiento:
- Cuando quieras te dejo la furgoneta.
- Uy, espera,… me van a dar el carné pero no sé conducir.
- Pues que mejor manera de aprender que conduciendo.
- No sé,… ¿te fías de mí?
- ¿Porqué no habría de fiarme?, ya tienes el permiso para llevar coche… Si quieres, vamos esta tarde a tomar un café al pueblo vecino y conduces tú.
- ¡Pero si no tengo ningún documento todavía,… ¿y si nos para la Guardia Civil?!
- ¡Oh, vaaamos! -espetó tratando de que dejara a un lado los formalismos y considerara aquello como una aventura.
Bastó compartir la preparación y el disfrute del almuerzo como para que me sintiera enormemente animado, asi que no podía haber dado otra respuesta cuando volvió a proponerme que llevara su coche hasta el pueblo vecino para tomar café:
- ¡Que c…!,… ¡Venga, vamos!. -Exclamé-.
Tras recibir unas breves instrucciones para familiarizarme con los mandos de aquella C15, recorrimos los -poco más- de 15 Km. que nos separaban de nuestro destino de una manera impecable, -aun dando muestras de mi inseguridad al volante-. Al llegar al centro del pueblo, pretendí que fuera él quien aparcara, argumentando que a mi no se me daba muy bien y que las “referencias” de su coche no eran las mismas que las del coche de la autoescuela. (sic).
- Tú lo traes, tú lo aparcas,… -fue su respuesta- …tómate el tiempo que necesites, no tenemos prisa.
Estacioné el vehículo empleando el tiempo que necesitaba y tomamos café relajadamente mientras nos deleitábamos con la contemplación de las féminas de aquel lugar. Llegado el momento, decidimos irnos y como ya había oscurecido, volví a proponerle que asumiera el manejo del coche.
- Tú lo traes, tú lo llevas. -volvió a impedir que fuera por el camino de la evitación-
De nada sirvió mi insistencia ni que le hiciera partícipe de que ya no me sentía tan seguro como cuando llegamos, máxime cuando al salir del aparcamiento, me lié con los pedales y rompí uno de los intermitentes de su furgoneta contra otro vehículo. Creo que fue ahí cuando entré en un breve momento de histeria y me negué en rotundo a seguir manipulando su coche.
- Si no lo llevas, habrá que quedarse a dormir aquí. -dijo sin que cupiera duda de que hablaba en serio-. Estaba claro que sin más remedio, tendría que hacer frente a aquella situación.
Para que pudiera calmarme, tuvimos que dar un paseo, en el que yo insistía en que por favor se hiciera cargo del coche y él trataba de hacerme entender la relevancia de que fuera yo el que condujera a casa.
Al final, todo fue bien, ya calmado saqué el coche de allí como y cuando pude y aunque regresamos tan lentos que los demás conductores nos acribillaron a destellos y bocinazos, llegamos a casa sanos y salvos.
Ahora pienso que con su gesto, aquel hombre menudo me hizo adquirir la confianza necesaria para reconocer y enfrentarme a aquellas situaciones por las que imperiosamente es necesario pasar y que requieren de toda nuestra atención y esfuerzo.

lunes, 13 de octubre de 2008

MUSTIO.

Todo me demuestra que al final de cuentas
termino cada día, empiezo cada día.
Creyendo en mañana, fracaso hoy”.
Fragmento de “Presente” de Vox Dei. 1970.
Se puede oir en "Tango feroz" de Marcelo Piñeyro. 1993.

Ando un poco mustio. De un tiempo a esta parte no ando muy fino. Demasiadas son las “cosas” que requieren, demandan o exigen -o simplemente siento que les debo- mi atención, como para poder -saber, querer- responder a todas de la manera que me gustaría. Saturado de estímulos y sin respuesta para atenderlos convenientemente, barrunto que se avecina un largo tiempo de recogimiento. Eso o que está a punto de llover.
Imagen: Fotograma de la película "Lost in translation" de Sofia Coppola. 2oo4.

martes, 7 de octubre de 2008

DESTINO.

Eu não sou nem sou o outro, Yo no soy ni yo ni el otro,
Sou qualquer coisa de intermédio: Soy tan sólo algo intermedio:
pilar da ponte de tédio pilar del puente del tedio
que vai de mim para o Outro. que va desde mi hasta el Otro.

“7” de Mário de Sá-Carneiro, incluido en “Dispersión”. 1914.

____________________________________________

Para el que sabe ver todo es transitorio