________________________________________________
________________________________________________

viernes, 25 de enero de 2008

CREACION MATINAL

قُلْ أَعُوذُ بِرَبِّ الْفَلَقِ
“Di: Me refugio en el Señor del alba
مِن شَرِّ مَا خَلَقَ
del mal de lo que Él ha creado,
وَمِن شَرِّ غَاسِقٍ إِذَا وَقَبَ
del mal de la oscuridad cuando se extiende,
وَمِن شَرِّ النَّفَّاثَاتِ فِي الْعُقَدِ
del mal de las que soplan en los nudos,
وَمِن شَرِّ حَاسِدٍ إِذَا حَسَدَ
y del mal del envidioso cuando envidia”.
El Corán. Sura 113. “El Alba”.

Basta la mañana para crear un universo.
Solo prima despertar en la mudez de un verbo inspirado
para que la realidad del mundo se evidencie.
Basta que tercie el viaje a nuestro encuentro,
despojarse del insidioso caos antes de cruzar la puerta
y entregarse a nuestra munífica voluntad tras cerrarla.
Ser lo que hacemos, antes de la hora sexta.

De la nada, por ella y en ella es todo
y en todo que es nada, esta nuestra esencia.
¿Que otra cosa mas que creadores somos
en el deleite de la creación mera?
Entregados, plenos y conscientes a lo que es
para sentir nuestra liquida existencia,
matutino universo que cambia cada vez.

Sigamos escuchando lo que somos,
confiemos en la bondad de lo que existe
sin esperar a que se revele,
y dejémonos crecer conjugados
para que, en mañanas de mañana,
volvamos a ser los hacedores
de otro universo, nuevo, distinto, nuestro.

lunes, 21 de enero de 2008

VENTANA OESTE (IX).

Se desploma la tarde para ser noche.

martes, 15 de enero de 2008

DEVANEO. Tres.

Una mañana, me contarás alborozada con todo lujo de detalles, todo lo que en la noche anterior vivimos en tu sueño, sin reparar -hasta que te bese-, en que olvidas que yo también estuve allí.

sábado, 12 de enero de 2008

NADA ES TAN ASÍ.

Como las musas andan de capa caída he querido dar continuidad a este cuaderno compartiendo esta extensa versión de “It Ain't Necessarily So” de Herbie Mann, una pieza creada por George Gershwin para la opera “Porgy and Bess” -donde un traficante de drogas manifiesta sus dudas sobre algunos pasajes de la Biblia-. Ocupa toda la cara B (casi 20 minutos), de “At the Village Gate”, un disco que el flautista grabó allá por el año 1961.
En ella, la hipnotizadora flauta de Mann se alza por encima de la sección rítmica con notas que me retrotraen a mi infancia, donde quedaba perplejo ante la imagen de los viejos encantadores de serpientes que veía por televisión o alucinaba con el lejano soniquete del pregón de los afiladores de cuchillos que -quena en mano-, pasaban por el barrio. Es de admirar el extenso y recreado protagonismo de sus “sidemen” que inundan el aire de sonidos de vibráfono, de contrabajo con sabor árabe evocando olvidadas tardes de sol y moscas, de panderetas con las que jugábamos en verano sin poder esperar a usarlas para pedir el aguinaldo en la siguiente navidad, de tambores que parecen devolver el eco del sonido de la tierra y percusiones que nos trasladan a la África más negra.
En fin, así es la música. Al menos para mí, aunque no olvido que todo lo que vemos, creemos, sentimos o vivimos, no tiene porqué ser necesariamente así.
Remato la faena con la versión de Ella Fitzgerald y Louis Armstrong que podéis seguir con la letra de más abajo. Perdonad que no la traduzca. ¿Quiere alguien hacer los honores?

Herbie Mann (fl), Hagood Hardy (vib), Ahmed Abdul-Malik, Ben Tucker (b),
Rudy Collins (d), Chief Bey, Ray Mantilla (perc.). (1961).


Ella Fitzgerald
(v), Louis Armstrong (tp, v), Russell García (orchestra). (1958).

It ain't necessarily so
It ain't necessarily so
De things dat yo' liable to read in de Bible
It ain't necessarily so

Li'l David was small but oh my
Li'l David was small but oh my
He fought big Goliath who lay down and dieth
Li'l David was small but oh my

Oh Jonah he lived in de whale
Oh Jonah he lived in de whale
For he made his home in dat fish's abdomen
Oh Jonah he lived in de whale

Li'l Moses was found in a stream
Li'l Moses was found in a stream
He floated on water 'til ole Pharaoh's daughter
She fished him she says from that stream

It ain't necessarily so
It ain't necessarily so
Dey tell all you chillun de debble's a villain
But 'taint necessarily so

To get into Hebben don' snap for a sebben
Live clean, don' have no fault
Oh I takes dat gospel whenever it's pos'ble
But wid a grain of salt

Methus'lah lived nine hundred years
Methus'lah lived nine hundred years
But who calls dat livin' when no gal'll give in
To no man what's nine hundred years

I'm preachin' dis sermon to show
It ain't nessa, ain't nessa
Ain't nessa, ain't nessa
It ain't necessarily so

sábado, 5 de enero de 2008

EL TIEMPO DE LOS GITANOS.

Hace ya tiempo que conozco a Concepción, la matriarca de una extensa y dispersa familia gitana. Una tenaz “abuela coraje” de delicada salud que hasta hace bien poco, acogía a tres de los nueve nietos que le han ido dejando desperdigados entre la costa este de la península y uno de los pueblos donde trabajo, el último de sus vástagos y una de sus sobrinas.
En una de las primeras entrevistas que mantuvimos para tratar de poner orden en los antecedentes de la familia, pude conocer la tierna y áspera historia de como comenzó la convivencia con el padre de sus últimos cuatro hijos e intuir la azarosa y esforzada vida que en algún momento había podido llevar esta infatigable octogenaria.
Ella venía de una familia de muchos hermanos y casarse era la manera más socorrida para salir de un humilde hogar donde el pan no siempre estaba presente. Siendo aún muy joven, las circunstancias culturales y sociales la obligaron a casarse con el primer gitano que le hizo tilín, pero resultó que la vida que el calé le ofrecía estaba plagada de palizas y miseria así que, cansada y embrazada de su hija mayor, no tardó en volver a casa de su madre. Allí no mejoraría su situación ya que su madre, siempre pensando en términos mercantiles, al ver que había otra boca más que alimentar, le presionó para que se “arrejuntara” con otro hombre que pudiera mantenerla a ella y a la criatura ya nacida. Pero siendo gitana, pobre y madre y viviendo en los tiempos que vivía, la lista de candidatos dispuestos a compartir su vida con ella, se reducía solo a un primo segundo suyo, un gitanillo menudo, retraído, ignorante, mas bien feo, con una lengua difícil de entender y del que todo el mundo pensaba -y piensa-, que “le faltaba un hervor”,… pero que además de tener una modesta casita propia, bebía los vientos por ella. Y aunque ella no lo quería, se dejó llevar.
Me contaba que el primer día que pasó en la casa de su pariente estaba aterrada, sabía que aquella misma noche habría de responder a las exigencias de su nueva situación, así que cuando el gitanillo entró en la cama con la intención de consumar el maridaje, la encontró a oscuras, tremendamente asustada y llorando a lagrima viva. Pero aquel hombrecillo, en su torpeza, no se dio cuenta de la situación hasta que en un gesto de cariño, le tocó la cara.
- ¿Pero,… qué?,… ¿e-estás llo-llorando? -tartamudeó-
Ella no dijo nada y él, como supo, le explicó que no se preocupara, que nunca la obligaría a vivir nada que ella no quisiera y que si quería dormiría en una silla. Ella le dijo que podía quedarse en la cama y entre sollozo y sollozo, lo vio dormir plácidamente.
- No es muy espabilado, pero siempre ha sido muy bueno conmigo,…y me ha respetado mucho. Cuenta ahora la abuela.

video
Escena: "El tiempo de los gitanos" de Emir Kusturica. 1988.

miércoles, 2 de enero de 2008

PERSPECTIVAS.

Es necesario esperar, aunque la esperanza haya de verse siempre frustrada,
pues la esperanza misma constituye una dicha, y sus fracasos,
por frecuentes que sean, son menos horribles que su extinción.
Samuel Johnson (1709-1784) Escritor inglés.

Libera saber que nada es real aunque pueda resultar descorazonador.

Imagen: Kazimir Malevich. "Suprematist Composition, White on White" (1918).

____________________________________________

Para el que sabe ver todo es transitorio